lunes, 25 de marzo de 2013

Tipos de aerógrafos

Aerógrafos

Llevo casi un año con la idea de hacer esta y otras entradas relacionadas con la aerografía. Algunas las tengo escritas pero no publicadas porque deberían seguir un orden. La semana pasada publiqué una entrada sobre las herramientas básicas. Hoy voy a hablar sobre los aerógrafos.

Un aerógrafo nos va permitir que las capas de pintura sobre la miniatura sean mas delgadas por lo que el detalle de las superficies se conservará casi intacto, pintar superficies en menos tiempo y recubrimientos más uniformes. Además te permitirá realizar sombreados, iluminar área, barnizar, aplicar colores metálicos de manera uniforme, simular polvo, etc.  Pintar con aerógrafo no es complicado pero como todo lleva su práctica y su tiempo.

La RAE define un aerógrafo como una "Pistola de aire comprimido, cargada con pintura, que se usa en trabajos de fotografía, dibujo y artes decorativas".

Antes de comprar un aerógrafo debemos saber los tipos que hay.
 

Qué tipos de aerógrafos hay en el mercado

Básicamente podemos encontrarnos los siguientes:
 

Pistolas, pulverizadores o difusores

No permiten realizar trazos finos pero cubren zonas amplias de modo muy rápido, cómodo y uniforme. Son muy adecuados para dar capas de base, barnizar o pintar maquetas de gran tamaño. En estos modelos el aire y la pintura se mezclan exteriormente permitiendo sólo regular la cantidad de pintura mediente una rosca ajustable.
 
En estos tipos de aerógrafos la alimentación de la pintura es por succión, la pintura sube desde un deposito ubicado debajo del canal del flujo del aire. Esto se produce por la disminución de presión producida por la corriente de aire que pasa por encima (pura física). La principal ventaja que nos proporciona un aerógrafo de estas características, es la cantidad de pintura que puede cargar. El deposito suele tener forma de tarro, lo que nos puede crear algún problema a la hora de tener que hacer detalles muy finos.
 
Una gran ventaja que tienen es su precio.
 
Pulverizador de Games Workshop
 

Aerógrafos de acción sencilla

Se trata de aerógrafos que permiten controlar la relación pintura-aire por separado. Esque quiere decir que con un mando (botón superior) se regula la cantidad de aire y para la pintura necesitaremos manipular una ruedecilla que está en el extremo del aerógrafo. Son muy parecidos a los pulverizadores pero se diferencian de estos en que el aire y la pintura se mezclan interiormente.
 
Aerógrafo badger de acción simple
 

Aerógrafos de doble acción

De todos los modelos expuestos son los más precisos, aunque delicados. En general son mas caros, pero sin duda muchísimo mas versátiles que los anteriores debido a que se tiene el control absoluto de la cantidad de aire y pintura que sale del aerógrafo. Accionando hacia abajo la palanca controlamos el aire y tirando hacia atrás, el caudal de pintura. Esta diferencia hace de este tipo de aparatos que estén en lo mas alto del listón de los aerógrafos profesionales.
 
En estos aerógrafos la alimentación es por gravedad. El deposito suele estar bien en un lateral, bien montado encima del aerógrafo, ya sea con forma de taza o se trate de un hueco hecho en el mismo aerógrafo. La pintura al estar por encima de la corriente de aire, baja por la misma gravedad.
 
Aerógrafo de doble acción
 

¿Que aerógrafo elijo?

Esta es la eterna pregunta. Elegir el equipo adecuado es muy importante y para esto, sobre todo, hay que tener en cuenta la utilidad que se le va a dar.  Si lo que vas a hacer es imprimar y pintar areas relativamente grandes y sin romperte mucho la cabeza con acabados o sombreados mas complejos lo mejor y mas barato es un pulverizador. Citadel tiene uno que viene preparado para las antiguas pinturas Fundation, en el bote marca hasta la medida que tienes que poner de agua y pintura para que fluya bien. Si quieres algo mas fino ya tendrás que tirar de aerógrafo y aparcar el pulverizador.
 
Sin embargo, si la economía lo permite es aconsejable empezar con un aerógrafo de doble acción

Sigue atento a este blog que en breve publicaré más sobre este tema.
 

¿Qué aerógrafos tengo o he tenido?

He puesto bien la palabra aerógrafos. Mi primer aerógrafo fue un pulverizador de la marca Humbrol. Lo compré en Londres hace muchísimos años por menos de la mitad de lo que costaba en España. Me duró poco. Dejó de echar aire y lo he recuperado hace poco porque se lo di a mi tío para que lo arreglara y después de arreglarlo se lo quedó para usarlo. No lo he vuelto a usar.

Después de ese aerografo tuve un badger 250 que es un pulverizador muy básico que no tengo muy claro de donde está a estas alturas. Este si que resultó bueno y muchas de las maquetas que tengo las pinté con este aerógrafo. Lo he venido usando hasta hace muy poco.
 
Puesto que el anterior no era extremadamente preciso me pasé a un Badger 200 de simple acción en 1985. Recuerdo el año porque gané un primer premio con la pintura de un avión que realicé con él. Lo tengo bastante machacado como se puede ver en la foto.
 
Desde entonces tuve de segunda mano un Aztec pero no de gustó nada. No se si es que estaba mal o si realmente era así, pero fue un regalo de alguien que dejó de usarlo así que tampoco puedo quejarme.
 
Como habéis visto en las fotos he tenido el pulverizador de Citadel (no el modelo de pulverizador que se expuso en el April Fools) y cumple perfectamente su función. Es un pulverizador, no más.
 
Por último y creo que llevará dos años conmigo tengo un Evolution de Harder and Steenbeck que es de doble acción y estoy muy contento con él.
 
Me gustaría completar este artículo con vuestros comentarios. Además si lo consideras interesante para tus amigos, seguidores y conocidos compártelo utilizado los botones sociales situados en el pie del artículo.
 
 

1 comentario :

  1. Hola,
    A mi me gustatia comparme uno pero no se cual, me podría ayudar? Lo usaría para pintar miniaturas del juego "warhammer".
    Gracias espero su contestación
    (soy de españa)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Google