martes, 11 de septiembre de 2012

Asesino de Warhammer 40000

El asesino en Warhammer 40000

En el Imperio, el asesinato es una valiosa herramienta que todos utilizan, desde las distintas agencias de los Adeptus hasta los señores del crimen de las colmenas; a un asesino profesional nunca le falta el trabajo. Los hay de diferentes tipos, desde los profesionales autónomos y autodidactas, hasta los miembros de órdenes y gremios dedicados a tal empresa.

Hay todo tipo de asesinos, y a menudo suelen ser quienes sus potenciales víctimas menos se esperan. Algunos son brutos matones carentes de sutileza que acaban rompiéndole todos los huesos del cuerpo a sus víctimas, mientras que otros son personas aparentemente corrientes que emplean su conocimiento de bebedizos y venenos para aderezar la próxima comida de sus objetivos.

Existen muchas órdenes, gremios y Cultos a la Muerte activos en el Imperio. Si bien se da cierto elemento de penitencia hacia el Emperador, en las tareas que desempeñan las órdenes son una extensión operativa de algún Adeptus monolítico, o incluso puede que tengan intereses comerciales, por lo que se requiere algún tipo de financiación o diezmo para obtener sus servicios. Lo que casi nadie sabe, ni siquiera los aspirantes que pertenecen a estas organizaciones y cultos semilegales, es que la mayoría (si no todas) son una tapadera para los templos de asesinos que conforman el clandestino Oficio Asesinorum, y que son la cantera donde los maestros de dichos templos reclutan a los individuos más prometedores.

Los miembros de estas órdenes son asesinos sumamente entrenados capaces de lograr proezas muy superiores al alcance de los humanos corrientes. Ya sea miembro de un Culto a la Muerte o de una orden de asesinos, cada uno de estos individuos es un experto en armamento exótico y un maestro de otras artes letales, como el uso de venenos y la elaboración de trampas mortales. Los métodos, actitudes y personalidad de un asesino varían tanto como formas posibles existen de matar a una persona, aunque normalmente se ven muy influenciados por las enseñanzas y la formación recibidas (ya sea de un Culto a la Muerte o una orden de asesinos).

Si un asesino sobrevive el tiempo suficiente dentro de su profesión, y siempre que sus superiores lo consideren digno, se verá sometido sin saberlo a un examen. Este examen consiste en diversas pruebas extremadamente letales, de modo que sólo los más aptos consiguen sobrevivir. Los pocos que consiguen superar las pruebas se convierten en iniciados de los templos del Oficio, aunque ni siquiera en este punto son conscientes de ello (tal es el secretismo en el que se envuelve el Oficio Asesinorum). 

Para más información sobre los asesinos y el Oficio Asesinorum en Warhammer 40000 pasaros por Wikihammer 40K de donde está sacado este estracto.

La primera miniatura

En 1989 salieron a la venta los dos primeros asesinos de Warhammer 40000. El de la derecha con una espada y pistola y el de la izquierda que es del que voy a hablar (más que nada porque no tengo el de la derecha).



La primera miniatura de un asesino que tuve fue esta:


Es una miniaura diseñada por Jes Goodwin en otoño de 1989. Su referencia original fue "Imperial Assassin with combi-weapon". Ha sido una miniatura muy buscada en España en estos años y motivos tiene, es una maravilla. El 1991 se le dió la referencia 072117/28 en el Blue Catalogue. Esta figura la ha ofrecido muchas veces Games Workshop como miniatura de leyenda en diversas promociones.

Si llevamos esta figura a los cánones actuales de Warhammer 40000, sería una mezcla de asesino Vindicare y de asesino Eversor. Tiene la misma pose que el asesino Vindicare, con una distribución de equipo muy parecida aunque el arma no es el rifle de precisión Exitus que tiene el Vindicare. Sin embargo esta última tiene algo más parecido con la pistola Executor que porta el asesino Eversor (y aquí terminaría todo el parecido con el Eversor).

La vestimenta está inspirada en la cultura japonesa. Lleva en los pies una especial de calcetines con separación para el dedo gordo junto con unas chanclas con dos cordones que pasan entre el dedo gordo y el segundo dedo del pie. El resto de la miniatura es como un ninja con rostro cubierto y sólo deja ver los ojos, aunque con la ropa más ajustada de la que solemos ver en las películas y la espada a la espalda.

La pinté toda a base de grises mas claros o más oscuros y no me disgustó el efecto creado. Los "negros" son grises muy, muy oscuros.

Una miniaura a todos los efectos impresionantes.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Google